Tipos de proteínas para deportistas

La realización de actividad física requiere de un consumo mayor de alimentos y proteínas que el resto de personas que no hacen deporte. La actividad deportiva hace que los músculos trabajen más y requieren de mayor cantidad de nutrientes para mantener ese ritmo de trabajo y desarrollarse correctamente.

Aquí es donde entran en juego las proteínas, las cuales representan hasta un 20% del peso corporal y forman parte de la estructura de las células y tejidos de nuestro cuerpo. La función que desarrollan las proteínas son imprescindibles para el crecimiento, reparación y creación de tejidos, además de aportar energía extra en entrenamientos más intensos.

Las proteínas están formadas por aminoácidos. Podemos hacer la siguiente clasificación:

  • Aminoácidos esenciales: aquellos que nuestro cuerpo no es capaz de sintetizar por sí mismo y es necesario que los ingiramos de manera externa a través de la alimentación.
  • Aminoácidos no esenciales: son aquellos que sí los puede sintetizar nuestro organismo.

Las proteínas junto a los hidratos de carbono y a las grasas, forman los tres macronutrientes más importantes que necesita nuestro organismo para sobrevivir.

Las grasas y los hidratos de carbono tienen un papel importante como suministradores de energía, actividad fundamental para que nuestro organismo aguante toda la actividad a la que está expuesto diariamente

Se dice que un alimento tiene un contenido proteico de alta calidad o alto valor biológico cuando dispone de todo el conjunto de aminoácidos esenciales, llamado “aminograma completo”, condición que le hará ser asimilado por el organismo.

Tipos de proteínas para deportistas

Los tipos de proteínas para deportistas los podemos clasificar en dos tipos: de origen animal y origen vegetal.

Proteínas de origen animal

  • Proteínas de suero de leche o whey. Es la proteína más común que podemos encontrar en el mercado. El suero es lo que se obtiene al coagular y centrifugar la leche. Es la proteína con mayor valor biológico, ya que contiene un perfil rico en aminoácidos. También se considera una hormona anabólica ya que estimula el factor de crecimiento.
  • Caseína o proteína de leche. Representa el 80% de las proteínas de la leche y es la responsable de darle ese color blanco tan característico. Tiene un alto contenido en lactosa y posee calcio, fósforo. Su acción lenta es perfecta para tomarla antes de ir a dormir, ayudando a construir músculo mientras dormimos. Al contener gran cantidad de lactosa no es apta para intolerantes o alérgicos a la misma.
  • Proteína de huevo. Se trata de una proteína muy completa. Tarda entre dos y cuatro horas en digerirse, lo que aporta un extra de energía para llevar a cabo un entrenamiento y favorece a la recuperación. La mayor concentración de proteínas se encuentra en la clara y es muy usada en los deportistas.
  • Proteína de carne. De ella se obtienen los beneficios de la proteína de la carne roja pero eliminando las grasas y el colesterol. Es una proteína muy útil para recuperar el músculo después de realizar ejercicio o entrenar. Este tipo de proteína se puede encontrar en muchos sabores para utilizarlos en batidos proteicos.

Proteínas de origen vegetal

  • Proteína de soja. La soja es la proteína vegetal más consumida por intolerantes a la lactosa, vegetarianos y veganos para compensar la carencia de proteínas de animales. Se obtiene de las semillas de la soja y posee muchas propiedades, ya que contiene una concentración de aminoácidos muy similar al suero de leche, ofreciendo multitud de beneficios para la salud como la oxidación del colesterol o reducir la tensión arterial. Su absorción también es lenta y funciona muy bien en mujeres.
  • Proteína de guisante. Esta legumbre es la fuente vegetal del aminoácido L-arginina, fundamental para que el organismo libere hormonas del crecimiento. También es muy utilizada en planes de pérdida de peso y favorece la sensación de saciedad.
  • Proteína de cáñamo. Una de las proteínas vegetales más completas del mercado. Posee una fuente de ácidos grasos esenciales y contiene una mayor concentración de aminoácidos que otras proteínas. Se considera la fuente protéica más alcalina y natural, por lo que se trata de una proteína ideal para aquellos deportistas de resistencia.
  • Proteína de alforfón. Otra proteína de vegetal con multitud de amonácidos (también considerada como proteína completa). Es fácil de ingerir por el organismo.

Mejor momento para tomar las proteínas

Para tomarlas es recomendable tener en cuenta el tipo de proteína, los resultados que queremos conseguir y el momento del día:

  • Por la mañana: Hay que tener en cuenta que durante la noche, el cuerpo sufre un periodo de ayuno. Para ello, tomar un batido por la mañana proporcionará al organismo la energía y los aminoácidos imprescindibles para ayudar a la reconstrucción muscular.
  • Pre-entrenamiento: es aconsejable consumir un batido media hora antes del entrenamiento, de esta manera preparamos a los músculos para el crecimiento y proteger la musculatura durante el ejercicio físico.
  • Post-entrenamiento: Los treinta minutos después del ejercicio es el periodo de tiempo más importante para reparar el daño muscular. En ese momento los músculos están más receptivos a los nutrientes por lo que es bueno ingerir proteínas en ese periodo.
  • Entre las comidas: consumir un batido de proteínas entre horas puede ayudar a la síntesis de proteínas y a controlar el peso y grasa corporal.
  • Antes de dormir: Aquí entran las proteínas de absorción lenta para reparar el tejido muscular mientras se duerme. Es conveniente tomar proteínas como la caseína o soja.

Como hemos podido ver, las proteínas son muy importantes para nuestro organismo y su mantenimiento. En Olimpro trabajamos en la elaboración de productos con un alto contenido en proteínas y bajo en azúcares, convirtiéndose en alimentos perfectos para disfrutar de ellos sin renunciar a una alimentación saludable. Prueba nuestros helados de proteinas y bizcocho de proteinas, no te arrepentirás!

Tipos de proteínas para deportistas
×
×

Carrito